004.jpg001.jpg010.jpg009.jpg007.jpg002.jpg006.jpg008.jpg003.jpg005.jpg

La pesimista

Semblanzas con resolución: la pesimista

De siempre vivió en una casa terrera por temor a caerse en las escaleras. No iba a la playa porque siempre pensaba que iba a llover. Un análisis médico era una de sus principales preocupaciones ya que empezaba a sospechar que alguna enfermedad le acechaba. Sus respuestas habitualmente empezaban por un no. Para ella cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. No tenía metas pero sí la certeza de que no le tocaría la lotería (por supuesto no jugaba) pero un amigo le incluyo en una peña y le tocó El Gordo de Navidad. Ahora está internada en un hospital psiquiátrico. 

 

Amistad

Mafalda, Día del amigo

Bastan dos para que se declare una amistad. 

El pedigüeño

Semblanzas con resolución: el pedigüeño

Apareció un día en aquel semáforo tardón. Pedía dinero, en un español estilo indio, para alimentar a su esposa y dos hijos. Todos los días, mañana y tarde. Durante mucho tiempo, el mismo vaquero, los mismos tenis. Luego, el idioma, la variedad y la calidad en la ropa aumentaban proporcionalmente a la mengua de espera pidiendo. Dejé de verle los sábados, domingos y festivos. Hasta que lo observé conduciendo un reluciente coche; me confirmó su compra. Jugaba lotería a diario. Dos años del principio al fin de esta historia; mis hijos, entonces y ahora, sin trabajo, sin coche… sin semáforo. 

BCE

"Al BCE (Banco Central Europeo) le falta por delante una A de alimaña, una D intermedia de desalmado, y una F final de filibustero"

Una luz

 ¿Cuando decimos que una luz nos ilumina el cerebro cabe pensar que  si se funde podemos reemplazar la bombilla?

El pedante

Semblanzas con resolución: el pedante.

Resumía algo por todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza. Él decía que era conocimiento. Hablaba sin parar, y habitualmente sin escuchar, tanto de ingeniería aeronáutica como de jardinería, sin desdeñar opinar (casi siempre para contradecir a sus contertulios) de meteorología o de carpintería o de gastronomía.

Leer más: El pedante

Un árbol frutal

"Me gustaría ser un árbol frutal llamado felicidad"

 

El envidioso

Envidiaba el coche de Antonio, la casa de Gloria, el jardín de Fernando, el sueldo de Natacha… Se sentía como obligado a, por lo menos, igualar todo eso para sí. Y poco a poco lo fue logrando, aunque para ello Antonio, Gloria, Fernando, Natacha … fueran desapareciendo de su vida. Y encontró a Garoé. A ella la superaba en todo… lo material, pero tenía muchísimos más amigos que él. Era un ¿envidioso reto? Claro. Y también lo conquistó. Eso sí, con un sorprendente añadido: desapareció el gran coche, la enorme casa, el precioso jardín y el lujoso sueldo. La envidia también puede ser sana. 

De inteligente a necio

"El inteligente que es tozudo, pasa a la categoría de necio"

Manuel Negrin (2016)