009.jpg003.jpg010.jpg007.jpg001.jpg002.jpg004.jpg006.jpg008.jpg005.jpg

El futuro imperfecto

Futuro imperfecto 

"No puede existir un mundo perfecto mientras existan políticos y banqueros. Ellos sólo conjugan el futuro imperfecto"

El mentiroso

Semblanzas con resolución: el mentiroso

Era mentiroso, pero mentiroso, mentiroso. No tenía familia conocida, pero a diario algún familiar suyo tenía algún problema que él tenía que ir a resolver. No sabía decir la verdad, se le notaba. Su realidad era diferente a todos. No bebía, no fumaba, sólo respiraba, vivía … y mentía. Terminaron poniéndole un mote: el lobo feroz. Una vez, dijo que en su casa había fantasmas y que le decían que se lo querían llevar. Un día desapareció y nunca se le volvió a ver. Al cabo del tiempo derruyeron su casa para construir una mega tienda de las denominadas sex-shop.

Letras y números

Letras y números 

"Letras y números: para hacer que una frase baile"

Árbitros

Arbitro 

Árbitro que compensa, árbitro que no piensa. Árbitro prepotente, árbitro con dientes. Árbitro con colores, árbitro para compradores

La perfumada

Semblanzas con resolución: la perfumada

Sinceramente, a veces olía a incienso; otras, al caramelo fundido que acompaña a las natillas. Pero había que renocerle un catálogo de perfumes que no parecía tener fin. Cada día, uno diferente. Probablemente también cada día, un tarro. Nunca le faltó compañía masculina, sobre todo si eran fumadores: allí donde fueran nunca olía a tabaco. Días atrás la expulsaron de una churrasquería. Los dueños se quejaron: en el exterior no olía a carne asada sino a Chanel número 5. Es más, varias personas habían entrado preguntando por perfumes. Finalmente entró a trabajar en el PIRS sin necesidad de concurso oposición.

La inocencia

Inocencia, Mafalda 

"Si sientes que has perdido la inocencia es que ya no eres un niño"

Pasar página

Pasar página

"Pasar página. Eso es que estás leyendo un libro de la vida"

El supersticioso

Semblanzas con resolución: el supersticioso

Todos los martes iba caminando al trabajo. De embarcarse, ni en la guagua. Los días 13, un suplicio. De ropa amarilla ni hablamos. Infortunadamente, pese a que se levantó con el pie derecho por el lado derecho de la cama, esa fatídica fecha entró a comprar en “un chino” situado en el número 4 de la calle X justo en el momento en que pasaba un gato negro; dentro había un bebé llorando a rabiar y como consecuencia a sus padres se le había roto un espejo que intentaban vender. Inmediatamente cruzó los dedos, tocó una madera… y pidió perejil. 

Las acciones

La Bolsa

Las acciones de las personas son su bolsa de valores en la vida

Manuel Negrin (2016)