002.jpg005.jpg004.jpg006.jpg001.jpg010.jpg007.jpg009.jpg003.jpg008.jpg

5 de mayo

Volcan de Garachico

Año 1706. Se inicia la erupción volcánica de Montaña Negra, que destruyó Garachico y su puerto, y con él su floreciente comercio. El Capitán General, Agustín de Robles, gastó de su pecunio más de tres mil ducados para gastos de primeras ayudas, en socorrer a las víctimas y en realizar desescombros  de la villa  garachiquense. Tardó poco tiempo entre producirse los temblores y el olor a azufre procedente de la cumbre cercana.

 El Castillo de San Miguel quedó rodeado de restingas de lava. La parroquia de Santa Ana y el convento de Nuestra Señora de los Ángeles, de la Orden Franciscana, se vieron afectadas, ya que en el templo principal propiciaron un incendio que destruyó retablos y elementos decorativos.

Fray Marcos de Alayón, como recoge la “Revista de Canarias”, editada por el Parlamento Canario se refería a este suceso de la siguiente manera:

“A las casas solariegas que escaparon del magma ardiente, el fuego acabó por destruirlas y este pueblo es ya un desierto humeante, donde sólo se oyen lamentaciones de los vecinos que regresan de San Pedro de Daute y del guincho, donde se refugiaron en los primeros momentos del seismo. La puerta de Tierra, por efecto de la fusión de la lava con el mar, se vio desplazada de la línea litoral casi 200 metros y también se localizaron en tierra los noray y las mesetas del puerto que finalmente quedó sepultado en una masa de lava negra y mar bullente”.

Y en el tomo III de Antonio Rumeu de Armas :

“En los primeros días de mayo de 1706, en las cumbres cercanas al pueblo, se empezaron a notar los síntomas precursores de una violenta erupción.... que adquirió su máxima intensidad al amanecer del día 5 de Mayo, fecha en que un verdadero torrente de lava invadió la casi  totalidad del pueblo reduciendo a cenizas cuanto hallaba a su paso y  cegando con la lava la bahía, pues dejó al puerto reducido a menos de la mitad de su extensión”.

La erupción concluyó el 14 de Mayo.

Año 1837. Aparece el  último número, el 48, del periódico santacrucero  tinerfeño, “El Tribuno”, fundado y dirigido por Carlos Grandy y Giraud, cuyo primer número se publicó el 1 de Marzo de ese mismo año.

En ese corto período de tiempo, fue denunciado y procesado en cuatro ocasiones, y estuvo enfrentado con otro periódico, El Atlante, y tuvo que sucumbir ante la Ley de Prensa aprobada en esas fechas, que exigía a los periódicos políticos un depósito de diez mil reales.

 

Manuel Negrin (2016)